Untitled-1.png

Hay tres Festivales espirituales mayores que forman el punto culminante del ciclo anual. Son el Festival de Pascua (en la luna llena de Aries), el Festival de Wesak (en la luna llena de Tauro), y el Festival de Buena Voluntad (en la luna llena de Géminis). Por el trabajo de meditación, firme y continuo, de muchos individuos y grupos en todas las partes del mundo, estos Festivales efectúan actualmente un anclaje subjetivo en la conciencia de la humanidad. Representan un propósito divino básico, que comenzará a realizar sus objetivos en el momento en que las diferentes religiones reconozcan y observen simultáneamente, cada una a su manera, el acercamiento anual único del hombre a Dios, y de Dios hacia el hombre. El reconocimiento simultáneo es fundamental para la estructura de la nueva religión mundial.

 

LOS TRES FESTIVALES

Cuando el mundo del futuro esté organizado, todos los hombres espirituales celebrarán los mismos días santos. Esto creará una reserva de recursos espirituales, un unánime esfuerzo y una invocación con un considerable poder espiritual.

Cada año habrá tres festivales principales, sucediéndose en tres meses consecutivos y esto producirá un esfuerzo espiritual sostenido que afectará al resto del año. Estos festivales serán:

(1) El Festival de Pascua. Es el Festival del Cristo vivo y resucitado, del Instructor de todos los hombres, del Jefe de la Jerarquía espiritual. Él es la expresión del Amor de Dios. En ese día reconoceremos la existencia de la Jerarquía que Él guía y que él dirige, y se insistirá sobre la naturaleza del Amor divino. Este Festival siempre está determinado por la fecha de la PrimeraLuna de la primavera y es el gran Festival de los Cristianos de Occidente.

(2) El Festival de Wesak . Es el Festival del Budha, el intermediario espiritual entre el Centro espiritual supremo, Shamballa, y la Jerarquía. El Budha es la expresión de la Sabiduría de Dios, la Encarnación de la Luz y el Representante del Plan divino. Este Festival será fijado anualmente con relación a la Luna Llena de Mayo, como es actualmente el caso. Es el gran Festival de Oriente.

(3) El Festival de la Buena Voluntad .Será la fiesta del Espíritu de la Humanidad que aspira hacia Dios, que busca conformarse con Su Voluntad y se consagra al establecimiento de relaciones justas entre los hombres. Este Festival será fijado anualmente con relación a la Luna Llena de Junio. Será el día en el cual la naturaleza espiritual y divina del hombre será reconocida. Después de dos mil años en el día de esta fiesta, el Cristo ha representado a la Humanidad, manteniéndose ante la Jerarquía y próximo a Shamballa, como el hombre Dios, el jefe de Su pueblo y "el primogénito entre varios hermanos" (Rom., VIII, 29). Cada año, en esa ocasión, ha predicado el último sermón del Budha ante la asamblea de la Jerarquía. Este festival, por tanto, será un día de intensa invocación, expresando la aspiración fundamental a la fraternidad y a la unidad espiritual y humana. Representará el efecto producido en la conciencia de los hombres por los conjugados esfuerzos del Budha y de Cristo.

ENERGÍAS DISPONIBLES

PARA CONSTRUIR UN

NUEVO ORDEN MUNDIAL

Las Fuerzas de Restauración son particularmente activas desde el Festival de Pascua. Estas fuerzas emanan del mental de Dios, están unidas al principio de la inteligencia en la naturaleza divina, la cual estimula el intelecto humano. Este tipo de energía es de naturaleza particularmente creadora y aporta "la vida que da nacimiento a las formas". Es una energía de masa, asociada a la estimulación de la inteligencia de las masas. Invita al hombre a pensar, a proyectar planes, a emprender acciones. No produce resultados ni buenos ni malos sino que simplemente despierta la mente de los hombres a fin de que emprendan una acción inteligente. La acción en sí misma, depende necesariamente del tipo de mentalidad de aquellos que responden a las fuerzas de restauración y estará condicionada por el punto de evolución alcanzado, la herencia racial y nacional, las tradiciones religiosas y culturales. Estas fuerzas actualmente son activas en todos los países, produciendo con frecuencia, al comienzo, dificultades, pero finalmente conduciendo a una definitiva reorganización de la vida nacional. Los efectos serán físicos al comienzo. Su fin es el de producir la nueva Tierra y todas las evidencias exteriores de una vida nueva que fluye.

Las Fuerzas de Iluminación son activadas en el momento del Festival de Wesak. Estas Fuerzas emanan del corazón de Dios; están asociadas a la comprensión divina y pueden alcanzar y fortificar a aquellos que aman y que sirven a sus semejantes. Esta energía transmite el segundo principio de la divinidad: el Amor-Sabiduría, de los cuales el Budha y Cristo son las dos exteriorizaciones más poderosas. Las fuerzas de iluminación introducen a la nueva educación mundial. Tocan en primer lugar a los grandes movimientos educativos, las corrientes de pensamiento en todos los países y los valores que pueden desarrollarse por medio de las comunicaciones de masas. La prensa, los publicistas de la literatura mundial, los escritores, los comentadores de radio, los periodistas y trabajadores sociales, todos son tocados por estas fuerzas que se vierten en las mentes de los hombres. Sus efectos no son aparentes en todos los niveles, pero estos movimientos y estas gentes actualmente son los depositarios de las energías de iluminación. En la medida en la cual reconozcan las nuevas ideas que emergen, podrán conducir y dirigir la energía para influenciar a las masas en todas partes.

Las Fuerzas de Reconstrucción son activas en el Festival de la Buena Voluntad, que es el Festival del Cristo y de la Humanidad. Estas Fuerzas están asociadas al aspecto Voluntad de la divinidad y todavía permanecen siendo las menos poderosas de las tres corrientes de energía liberadas, desde los tres Festivales de 1945. Las Fuerzas de Reconstrucción son principalmente eficaces en las relaciones entre las naciones. La utilización de estas energías impersonales depende de la cualidad y de la naturaleza de la nación que las recibe, de su grado de verdadera iluminación y de su punto de evolución. Las naciones hoy en día son la expresión del egocentrismo masivo de sus pueblos y de su instinto de conservación. En consecuencia, estas energías pueden acrecentar el aspecto de la vida nacional o bien pueden acrecentar el poder de los objetivos de la unidad mundial, de la paz y del progreso que las Naciones Unidas sostienen ante los ojos de los hombres como una verdadera visión del Plan. Estas energías de Síntesis, constructoras, transformarán la teoría de la unidad en una experiencia práctica a fin de que la palabra "Unidas" tome finalmente un significado real para todas las naciones. Actualmente una voluntad de síntesis se infiltra lentamente en el interior de la Asamblea de las Naciones Unidas bajo la inspiración de las fuerzas de reconstrucción y del Avatar de Síntesis ayudado por el Cristo.

FUENTE: www.lucistrust.org

WESAK 2022
31 may 2019 14:00
www.pranichealing-mex.com